viernes, 19 de febrero de 2021

PROGRAMA DE FORMACION Y ENTRENAMIENTO 2021

Respuesta Operacional Expedicionaria

Bajo este concepto unimos la totalidad de la oferta de entrenamiento y capacitación para montañismo deportivo. El objetivo de este programa es ofrecer a los deportistas que se acercan a la Asociación, una herramienta metódica, cuya efectividad está probada en decenas de expediciones. 

Desde 2009, implementamos un programa de capacitación que se ha enriquecido en contenido y practica con la experiencia de cada edición. Integra la amplitud de aspectos que componen la práctica deportiva, combinamos un conjunto de métodos y procedimientos tanto específicos como adaptados de otras disciplinas con el fin de contribuir al mejor desempeño y eficacia, en el ascenso y/o escalada de montañas, al deportista autónomo e independiente.  

El modelo de entrenamiento integrado nos permite desarrollar las distintas áreas según los pisos de la pirámide que propone, la cual comprende: en su base el desarrollo de la condición física, en el inmediato superior la técnica deportiva especifica, luego la táctica y en su cúspide el modelo mental.

Como el montañismo y la escalada están sujetos a los dinámicos y azarosos efectos de los elementos de la naturaleza, entre los que se encuentra la manifestación espontanea de los aspectos emotivos y sensitivos de los deportistas, un abordaje desde una perspectiva cartesiana no alcanza para una interpretación global de la actividad, hacerlo desde una perspectiva no lineal y con sentido de proceso nos dará mejores resultados. La respuesta a estas demandas la encontramos en la teoría general de sistemas dinámicos, de la cual deriva el paradigma de la complejidad que nos permite tener en cuenta fenómenos como el azar, el solapamiento y el orden aleatorio de los aspectos o categorías discriminadas en la pirámide del modelo integral de entrenamiento y su relación con el medio ambiente, a la vez, justifica un modelo que destaca la diversidad sobre la especialización, dando relevancia al concepto de adaptabilidad que comparte papel con la planificación más mecanicista a que estamos acostumbrados. Nos esforzamos por desarrollar una visión estratégica, por tanto holística, que nos permita comprender y aprovechar las interacciones de las variables, categorías y elementos que intervienen en el desarrollo de nuestro deporte y ser fieles a ello.

Reconocemos nuestra tendencia a modificar el ambiente, urbanizarlo para hacerlo más confortable y predecible, pero entendemos las actividades de montaña como hechos esporádicos, con fines deportivo recreativos y cuyo valor está en desarrollar la sensibilidad para integrarnos al medio ambiente con la menor huella posible, de allí nuestro apego al minimalismo. Del criterio de adaptación, presente en estas declaraciones, proviene la asimilación, estudio y practica de las tácticas analógicas, sin desestimar el dominio y uso de tecnologías digitales, pero conservando una prudente independencia de sistemas cuya fragilidad es clara, ademas que su abuso nos despoja de capacidades mentales y sensoriales que nos hacen más independientes, capaces y autónomos en medio de la naturaleza.

Las tradiciones expedicionarias y montañeras, sintetizan mucho de lo explicado hasta aquí, nos sirven para proyectar lo que queremos hacer, como lo haremos y porque lo haremos como lo haremos, tres afirmaciones importantes que dan contenido al argumento necesario para sostener en el tiempo y en el entorno humano, actividades sin utilidad aparente cuyas recompensas se encuentran en aspectos inmateriales como la satisfacción, el desarrollo del carácter, el sentido de superación y la armonía con el medio ambiente. Un modelo actitudinal, técnico y táctico que se inspira en la literatura, las leyendas y los recuerdos que se remontan, en el caso de las expediciones: a los anales de la especie y en el montañismo a más de doscientos años de acciones en todas las montañas del planeta.


No hay comentarios: