lunes, 27 de enero de 2014

ENTRENAMIENTO EXPEDICIONARIO

La preparación física constituye la base fundamental de cualquier deporte, en nuestro caso las capacidades físicas trascienden el plano exclusivamente motriz expandiéndose al campo del control situacional. Teniendo en cuenta que un rendimiento pobre o deficiente conlleva un incremento innecesario de los riesgos en actividades con presencia de grandes peligros objetivos, cuya superación depende de la actitud mental, capacidad resolutiva bajo alto estrés operacional, condiciones de liderazgo, trabajo en equipo, fuerza y resistencia psicofísica, técnica y sensibilidad para integrarse al ambiente circundante, criterios y gestos que responden a un estado de alerta y atención relacionado directamente a los niveles de rendimiento general del deportista, todo esto, hace que insistamos enfáticamente en un proceso de adaptación global, sistemático, especifico, intenso y metódico, que no puede estar disociado de las demás dimensiones de este curso.

Es responsabilidad de cada uno estar a la altura de las demandas del deporte que voluntariamente ha elegido.

Implementamos un programa deportivo que destaca la diversidad sobre la especialización, la funcionalidad sobre la apariencia, la capacidad sobre la estética, desarrollado en contacto directo con los elementos de la naturaleza y el riesgo, a través del cual se experimentan y aprenden nuevas habilidades, desarrollando la potencialidad personal, mejorando la condición psicofísica, proporcionando herramientas para el autoconocimiento, innovación actitudinal y un espacio para las relaciones humanas en un marco de integración, compromiso y esfuerzo conjunto. Estamos convencidos que el entrenamiento funcional aporta los mejores resultados con vista a las demandas de una expedición de montañismo

“entrenar para ser fuerte y útil”
 
Con este método se mejora el estado físico general, no segmentos especializados de un solo gesto motriz, incluye estímulos para el tronco, espalda, brazos, antebrazos, manos, piernas y es activador de la actitudes propias del expedicionario como coraje, intrepidez, decisión y orientación espacial y es también un factor de acondicionamiento metabólico muy eficaz. Los ejercicios que se realizan tienen el objetivo de estar en forma para realizar cualquier actividad, desde acciones de la vida diaria como levantar algún peso, mover un mueble, levantar a una persona o simplemente poder jugar con los chicos sin cansase ni lesionarse, hasta mejorar el rendimiento en cualquier deporte e incluso mejorar las capacidades de autodefensa y supervivencia.

En resumen, si el objetivo es estar realmente en forma, más fuerte, ágil y sano necesitaremos un programa apto y con muchos puntos de transferencia a la realidad del alpinismo deportivo, que tenga en cuenta el entrenamiento de las habilidades biomotrices y psicofísicas básicas para un montañero competente

Al entrenamiento diario sumamos las jornadas de actualización táctica: extenuantes actividades grupales no competitivas, travesías y circuitos especiales, cuyo propósito es mantener motivados a los participantes con objetivos a corto plazo, verificar los logros de sus planes de entrenamiento y revivir en escenarios menos expuestos las maniobras propias de las expediciones. Esfuerzo conjunto y cooperativo y la puesta en práctica de numerosas técnicas y habilidades, resumirán las condiciones de adaptación de los participantes.


primatesags.blogspot.com
MAS INFO




 El merito en una acción, es llevarla hasta el final.
Genghis Khan

No hay comentarios: